BUSCAR

Cómo vestir para ir al trabajo

Cómo vestir para ir al trabajo
¡S.O.S! Mamá también tiene que ir a trabajar y no sabe qué ponerse para ir a su “cole”.
 
La entrada de hoy va dirigida especialmente a una amiga mía y lectora fiel del blog. Ella misma ha sido la que me ha solicitado este contenido a través de la página de facebook de Made in Style. Un tema que estoy segura, nos servirá a muchas de nosotras (sí, yo también me incluyo), porque cada día pasamos más tiempo en el trabajo que fuera de él… (¡Afortunadamente!)
Cuando hablamos de este asunto, a todos inevitablemente se nos viene a la cabeza la típica mujer empresaria con moño alto y gafas de pasta, trajeada de arriba a abajo con pantalón o con falda lápiz y americana… Estas dos opciones están muy bien y son dos modelos que no han fallado nunca desde que la mujer se incorporó al mundo laboral… Son prendas muy formales socorridas a la vez que elegantes y femeninas, pero estaría bien salir de estas dos propuestas y arriesgarnos con looks más atrevidos, informales y sofisticados a la vez. ¿No os parece?

 

Si es tu primer día de trabajo… Te aconsejo que estés ojo avizor y eches un vistazo a la indumentaria que luce el resto de tus compañeras, ¡incluso el de tu jefa! Sumarás puntos… 😉
No descuides tu rostro, hidrátate y maquíllate todos los días aunque solo te des un par de brochazos. Es muy importante que te vean con buena cara, guapa y contenta. Si descuidas este aspecto, pueden llegar a pensar que no estás contenta con tu puesto de trabajo… Además, un aspecto físico descuidado puede sugerir también que eres descuidada en otros campos…
Evita principalmente cualquier tipo de vaquero y transparencias, así como cualquier prenda que deje al descubierto tu ropa interior.
En cuanto a las faldas, renunca a las mini porque no te vas a bailar a una discoteca ni mucho menos a pasear por la playa. ¡Tienes que dar una imagen seria y profesional de ti misma! El largo ideal es dejando 2,5 o 3 cm por encima de la rodilla.
Apuesta especialmente por colores neutros y oscuros. Los tonos marrones, grises y azules por ejemplo, inspiran seguridad y confianza. Los neón y flúor lúcelos mejor en tu tiempo libre fuera de la oficina.
Usa complementos vistosos y elegantes. ¡Ojo! No estoy diciendo que te pongas esos complementos que te pones para lucir en bodas o en otro tipo de eventos. En tiendas como Massimo Dutti, Zara, Mango, She Inshide… encontrarás accesorios bonitos con buena relación calidad-precio que darán a tus looks el toque que necesitan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si eres de esas que no puede vivir sin sus tacones, te aconsejo que te decantes por un tacón medio que no supere los seis centímetros de altura.

Y para poner punto y final a la entrada de hoy, quiero acabar con unas palabras de Donna Karan:
Nunca vistas ni muy sexy ni muy casual, ni muy formal ni muy vanguardista. 

Te recomendamos

1 Commentar

  • Ana 27 Febrero, 2014 20:45

    Me encanta el post!! Pero que bien se te da, eres una artista! Que bien redactas y las fotografías inmejorables! Tomo nota respecto a todo! Gracias!

Queremos leer tu opinión