BUSCAR

Mi embarazo: 1º trimestre

Mi embarazo: 1º trimestre

Hace dos meses os di la noticia de que el próximo otoño vamos a ser papás y a día de hoy ya estoy en mi semana 29, es decir, de 7 meses. Qué rápido pasa el tiempo, ¿verdad? Aún no me creo que en tan solo 11 semanitas, Loretito ya esté con nosotros… 😀

¿Y cómo ha sido mi primer trimestre? Bueno, muy bueno, sobre todo los dos primeros meses que no me enteré de nada. Es más, llegué al punto de asustarme y preocuparme porque estaba en la semana 8 y todavía no había experimentado ningún síntoma, estaba como si nada. Algunas pensaréis (sobre todo las que ya habéis pasado por un embarazo) que es pronto, pero conozco casos cercanos que tenían síntomas a las 4-5 semanas, de ahí que llegase a preocuparme. Yo me decía constantemente: “si esto es estar embarazada”, ¡menudo lujo!”. Aunque también fui víctima del miedo y me preguntaba si todo iría bien. Y sí, todo iba estupendamenre e incluso algunas amigas (que están embarazadas o que ya han pasado por más de un embarazo) me decían que si no había empeorado antes de la semana 12, que ya no iba a empeorar en todo el embarazo… pero fue precisamente, a partir de la semana 12 cuando empecé a experimentar mis primeros síntomas. Está claro que cada mujer es un mundo cuando se trata de un embarazo.

Síntomas de embarazo en el primer trimestre

    • Sueño (muchísimo sueño), me quedaba dormida en cualquier esquina y era capaz de echarme una siesta de 2-3 horas cuando yo jamás en la vida duermo siesta. ¡Solo quería dormir!

  • Las noches se me hacían eternas, podrían ser las 23:00 de la noche y yo tenía la sensación de que eran las 2:00 de la mañana. ¡Caía cual zombie!

  • Antojos, especialmente de cosas dulces como el chocolate, la Nutella, cereales, galletas… (cuando fui al súper a hacer compra, ¡me daba vergüenza ir con el carro repleto de guarrerías!) y de comida basura (no sabéis lo bien que me entraban las hamburguesas, las patatas fritas y las pizzas, ¡todos los días se me antojaba algo de esto!) Nunca jamás me había pasado, pero el cuerpo me lo pedía a gritos, ¡Fer solamente flipaba! :’D (Lloro de la risa al recordar sus caras) Afortunadamente, este tipo de antojos solo me duró una-dos semanas aprox, y luego, más adelante, pasé del dulce a la fruta, ¡en concreto a las manzanas! (Recuerdo que un día fuimos al súper a las 22:00 de la noche porque no me apetecía otra cosa que comer manzanas…)

  • El olfato se me desarrolló muchísimo, tanto que no podía entrar en la cocina (cosa que pensé que era una exageración de las embarazadas y que nunca me ocurriría), abrir la nevera, la basura, meter y sacar el lavavajillas, las sartenes usadas… (¡Todo me revolvía muchísimo el estómago y me entraban ganas de vomitar!)

  • Sensación de estar revuelta todo el día y a la vez estar con mucha hambre. (Una sensación muy rara pero que afortunadamente se acaba pasando)
  • Luego llegaron las nauseas y con ellas los primeros vómitos. Al principio vomitaba solo por la mañana, antes de desayunar, pero luego los vómitos fueron in crescendo y vomitaba dos-tres veces a la semana varias veces al día. Es más, recuerdo, que un día llegué a vomitar hasta 5 veces y ya (desesperada) no sabía qué llevarme a la boca, porque todo me sentaba mal, hasta la manzana.

  • Le cogí ascos a algunos alimentos, en concreto al salmón ahumado (cosa que genial porque no es recomendable tomarlo durante el embarazo), a los palitos de cangrejo, a la empanada de atún (era verla y las nauseas empezaban automáticamente) y especialmente a los fritos. (Por suerte, ya se ma ha pasado, pero los aborrecí una larga temporada)

  • Alguna que otra jaqueca que me obligaba a tomarme un paracetamol e irme a la cama a descansar a oscuras. Por suerte, esto solo me ha pasado una o dos veces.

  • Empecé con dolores de ciática en el tercer mes (nunca antes la había sufrido pero parece que lo heredado de los embarazos de mi madre) y a día de hoy sigo con ellos, pero solo me da cuando me tumbo en una superficie plana (cama-suelo) más de 5′ seguidos).
No, ya no hay quien me mueva del sitio…

Y esto es todo en cuanto a mis síntomas de los tres primeros meses. A simple vista, os puede parecer “horrible”, pero en verdad os digo que fueron unos meses buenos porque a partir de la semana 12 fui tocando los síntomas poco a poco, no me llovieron todos de sopetón.

Y vuestros embarazos, ¿cómo han sido o cómo están siendo? ¿Qué tipo de antojos habéis tenido vosotras? ¡Contadme que me muero de curiosidad!

Te recomendamos

1 Commentar

  • Sonsoled 31 Agosto, 2016 15:01

    Yo con el embarazo sólo tuve náuseas pero tomaba Cariban y me iba fenomenal. De lo demás nada de nada. Eso sí a partir del segundo trimestre me dió un dolor de espalda tremendo. Conseguía rebajarlo un poco con un saco de semillas que calentaba al microondas. Lo recomiendo 100%. De antojos, al principio también me dió por la comida basura! “)

Queremos leer tu opinión