BUSCAR

¿Nos peinamos o nos despeinamos?

¿Nos peinamos o nos despeinamos?
Esta entrada va dirigida especialmente a una de las lectoras del blog, ya que es una de las temáticas que me solicitastéis el otro día a través de la página de facebook y en el perfil de twitter de Made in Style.
Belén gracias por pedir este contenido porque es un tema que me encanta desde siempre. ¡Dónde esté una sana y bonita melena que se quite todo lo demás! Recuerdo que en mi época del colegio, si había algo que me caracterizaba, ese algo era mi forma de llevar el pelo y lucir la melena. ¡Cuántas riñas me habré llevado de mis profesoras! Loreto, mañana no entras en clase como no vengas peinada… o Loreto, mañana te quiero ver con el pelo recogido, es más, quiero que vengas con una trenza tirante… o Loreto, como no vengas a clase de Eduación Física con una buena coleta alta tirante no entras en el polideportivo… Así, hasta que dí lugar a que en plena clase de gimnasia viniese la profesora y me hicera ella misma la coleta alta súper tirante. ¡Recuerdo que me hizo hasta daño! Y sí, ahora lo pienso y me río, ¡cuánta paciencia han tenido que tener conmigo en el cole! Pobrecillas… Pero qué queréis que haga, desde siempre me ha gustado llevar el efecto despeinado conmigo. ¡Adoro las melenas con volúmenes! Desde aquí les mando un beso muy fuerte a todas mis profes. 😉

Os cuento esta anécdota de mi adolescencia porque es la pura verdad. Quién me conoce y está conmigo diariamente puede dar fe de ello. La mayoría de la gente desde siempre me ha catalogado como la “despeinada o recién levantada”. No sé si es bueno o no, pero no soporto ver a la gente tan repeinada con el pelo chupado en la cara. (Será cuestión de gustos como todo en esta vida). Sé que hace un par de años y medio asistí a una boda con un recogido alto tirante, pero no sabéis cuanto me arrepiento de ello…Cada vez que veo las fotografías me digo a mí misma: “Loreto, ¿cómo pudiste ir así? ¡Deberías haber ido con el pelo suelto!” Y mucha gente estaba de acuerdo, pero bueno, la vida no acaba ahí afortunadamente y lo pasamos como niños en la boda. Eso sí, ¡nunca más! jeje
Como ya he dicho me gustan las melenas sueltas y con volumen. Por suerte tengo la fortuna de tener un pelo muy moldeable y puedo hacerme cualquier tipo de peinado. Mucha gente me pregunta cuál es mi truco para conseguir unas ondas naturales y bonitas, pero de verdad que no tengo ninguno, simplemente todas las noches me recojo un moño alto para dormir (no sé dormir con el pelo suelto, me parece súper incómodo sobre todo si lo tienes largo como es mi caso) y a la mañana siguiente me lo deshago y como quede ha quedado para salir a la calle. Creedme cuando os digo que no me paso ningún cepillo al levantarme, (sólo me peino cuando salgo de la ducha para desenredarlo, pero ya está, ni una vez más durante todo el día) Es quitarme la goma de pelo y lista para salir. Quedando algo parecido a ésto…

 

¿Las coletas? Me gustan todo tipo de ellas pero eso sí, no puede faltar mi efecto despeinado. Me haga coleta alta o baja siempre tiendo a tocar mucho la zona de la cabeza soltando algunos pelos y lo que suelo hacer también es estirar mucho la coleta de los dos extremos para conseguir así un efecto más largo.
Y de vez en cuando, sobre todo en primavera y en verano, me gusta añadirlas un pasador, lazo o pañuelo… Queda un peinado muy femenino, favorecedor y coqueto.

 

En cuanto a las trenzas, tengo una debilidad por ellas pero como todo también tienen que tener su efecto despeinado. A todas las niñas nos encantan pero tengo entendido que a los hombres nos les gusta demasiado vernos con ellas… ¡Sus manías! 
 
Muchas de nosotras recurrimos a ellas o a los moños cuando tenemos el pelo sucio, gran error, porque lo resalta más ya que queda más chupado, tirante y pegado a la cara. Si tienes el pelo sucio es mejor recurrir a una coleta baja despeinada o a nuestros queridos gorros o sombreros. En cuanto a las trenzas, que me desvío del tema, me gustan como la imagen que os enseño a continuación. ¡Con volumen y efecto despeinado! Esos son mis dos requisitos imprescindibles para todos los peinados.

 

Y por último, quiero hacer alusión al semirecogido, ¡uno de mis peinados favoritos! Especialmente con horquillas, con un bonito pasador o con tu propio pelo.

 

 

Y hasta aquí el post de hoy. Belén no sé si he estado a la altura de tus expectativas. Si quieres que me centre en algún peinado en concreto házmelo saber y más adelante escribiré sobre él. Y si os gustaría ver algún tutorial de peinados para ver en un vídeo el proceso y resultado solo tenéis que decirlo. 🙂
¡Un beso fuerte y feliz jueves a todos!

Te recomendamos

2 Comentarios

  • Gabriella 23 Enero, 2014 23:03

    Me encanta el efecto alborotado!! Viva el peinado despeinado!!!

  • De norte a sur 23 Enero, 2014 14:49

    nos intentamos peinar jejej

    besos.

Queremos leer tu opinión

Responder a Gabriella Cancelar respuesta