BUSCAR

Sé elegante mientras caminas

Sé elegante mientras caminas

Pistas para ser elegantes mientras caminamos

– Endereza siempre la columna, estira el cuello, mantén la barbilla paralela al suelo y echa los hombros para atrás. Aparte de mejorar tu porte, habrás crecido unos ¡2cm!
– Camina siempre derecho/a, independientemente de que midas 1,50 o 1,80. Una persona que va encorvada transmite inseguridad.
– El tamaño de los pasos tiene que ser proporcional siempre al tamaño del cuerpo. Trata de no dar zancadas, aunque llegues tarde… Siempre se puede caminar más deprisa con pasos cortos.

– No exageres el balonceo de tus brazos, mantén tus codos cercanos a tu cuerpo.

– Ir desgarbada o como te pida el cuerpo no favorece nada.No hay que ir ni como el jorobado de Notre Dame ni en plan gallina sacando pecho y trasero. Con que te acostumbres a meter tripa y a apretar los glúteos, ya has ganado mucho.

– Ve por la vida con seguridad pero sin creértelo demasiado.

– Nunca te mires en los escaparates, nadie debe notar que tu imagen te preocupa.
– Mira siempre a tu alrededor, nunca vayas con la mirada perdida en el horizonte.
– No levantes demasiado los pies, no pises demasiado fuerte y ni arrastres los pies al caminar.

Y por último… Si sabes que estás guapa o radiante y la gente te mira por la calle, no te violentes ni mires al suelo como pidiendo perdón, ni tampoco te pongas seria y mires al infinto absorbiéndote los mofletes como si fueras una celebrity. ¡Naturalida ante todo!

Te recomendamos

Queremos leer tu opinión