BUSCAR

Vintage Pink Coat

Vintage Pink Coat
Dentro de unas semanas hará ya cuatro años desde que me fuí a vivir a Alemania durante un semestre. ¡Hay que ver qué rápido pasa el tiempo! No parece que fue ayer, pero tampoco diría que han pasado ya cuatro años…
Recuerdo haber vivido una época muy bonita y muy muy fría… Si alguno de vosotros habéis estado por esos parajes sabréis de lo que hablo cuando os digo que las temperaturas allí son extremadamente bajas. Tan bajas que más de un día sobrepasamos los -12º.
Una de las cosas que más me gustaban de allí, sin duda, eran los mercadillos de segunda mano. ¡No me perdía ninguno! En todos ellos encontrabas auténticos chollos. Ya sabéis la fama que tienen los alemanes, les gusta lo bueno y además son muy cuidadosos con sus cosas. Tal es así, que cualquiera diría que los productos que estaban a la venta de cara al público estuviesen usados. Solo quiero que os hagáis a una idea… ¡Me fui de España con dos maletas y me volví con cinco! Suerte que vinieron a verme familiares y pudieron ayudarme con el equipaje, sino no sé cómo lo hubiese hecho…
Tranquilos no me volví loca, estaba más cuerda que nunca, pero de loca era dejar pasar oportunidades como esas. Pude hacer buenísimos regalos a muy buen precio a todos mis familiares y personas más allegadas. Y en cuanto me topé con este maravilloso abrigo vintage oversize de ante de color rosa pastel, me quedé embobadísima ante esta preciosidad y enseguida me la puse sobre los hombros y me marqué más de un desfile con él. Qué rato más divertido pasamos con los alemanes…
Sí, estoy con vosotros, a dónde va una niña de veinte años con este abrigo… Pero por esa misma razón no lo dejé escapar de mis manos, porque hace cuatro años no tenía la edad para llevarlo, pero ahora ha llegado el momento de sacarlo a relucir. ¡Quería que envejeciese conmigo!
No me arrepiento para nada de habérmelo traído a casa. Todo él me cautivó desde el principio, ¡fue flechazo a primera vista! Empezando por su tonalidad. Ya sabéis que siento predilección por los tonos pasteles, especialmente por el rosa y el azul. Me parecen colores muy femeninos, dulces y coquetos. Además, quién me iba a decir que pasados cuatro años se llevaría más que nunca esta tendencia: ¡abrigos oversize! Por no mencionar uno de los colores de temporada que estamos viendo tantísimo este invierno, como es el rosa pastel. 
Quise combinarlo con dos de mis últimas adquisiciones, unos pendientes joya en forma de triángulo de una de mis marcas favoritas, She Inshide, y mis gafas de sol modelo carey de estilo vintage de la firma Pepe Jeans. ¡Llevaba tiempo en busca de unas gafas así y por fin he dado con ellas! Cada día me gustan más y más. Y por supuesto, tampoco pudieron faltar mis anillos de Oui Petit y unos salones negros de punta.
Esta última foto me recuerda a uno de los últimos post que he compartido con vosotros sobre el efecto despeinado. ¡Os prometo que me sale solo! Es deshacerme el moño de la noche con el que duermo y se crean ondulaciones.
En cuanto al abrigo no sé si me gusta más abierto o anudado. Solo sé que desprende mucha elegancia y feminidad de cualquiera de las dos maneras y que por fin ha llegado su momento de gloria. Es el perfecto para ponerte en tus eventos más arreglados. Y sin duda lo que le hace aún más especial a este abrigo, es el paso de los años en él con el envejecimiento de la piel y su olor.
No podría estar más contenta con el resultado de estas fotografías. ¡Me chiflan! Y espero que a vosotros también os gusten casi tanto como a mí. El fondo no tiene desperdicio alguno, ¿verdad? Es súper original y divertido. Fer ha hecho un trabajo extraordinario. ¡Cada día se supera y me sorprende más! Gracias una vez más por tu vena artística y por deleitarnos a todos con estas imágenes tan bonitas.
Espero que os haya gustado el post de hoy y que tengáis una feliz semana. ¡Nos vemos pronto por aquí! 🙂

Te recomendamos

7 Comentarios

Queremos leer tu opinión

Responder a ana Cancelar respuesta